¿Cómo funcionan?


Existen muchos tipos de CCTV, analógicas, digitales, con o sin cables que varían en su forma de operación, los equipos básicamente son los mismos, se requieren cámaras, lentes, cables y un monitor para visualizar las imágenes.

Las cámaras reciben las imágenes que son enviadas a los monitores por cable o vía inalámbrica donde son observados por personal calificado o vistos a distancia en tiempo real, a su vez son grabados en dispositivos o equipos dedicados para ello.

Instalación


La mayoría de los proyectos de circuito cerrado involucran gran variedad de personas con diversas especialidades, tales como la planeación estratégica de los proyectos, para determinar el calibre de los equipos necesarios, el personal experto en instalaciones y el personal de configuración de equipos de nivel 3.


Lenguaje